Blog

Cómo fortalecer la fuerza de voluntad desde la macrobiótica

  • Patricia Restrepo
  • Standard
  • 0

fuerza voluntad2

“Un hombre puede hacer cualquier cosa, siempre que su voluntad le acompañe”. León Battista Alberti

La fuerza de voluntad, es un impulso que puede ser volátil y voluble, o audaz y arrojado, se puede desvanecer como el humo o puede permanecer con osadía hasta adueñarse del sueño anhelado.

Para algunas personas puede ser un ideal a alcanzar para otras un reino conquistado. Lo que es cierto es que no tod@s poseen fuerza de voluntad, y aunque para cultivar la fuerza de voluntad se necesita, coraje y determinación, proyección y motivación, curiosidad y una pequeña dosis de ambición, también es verdad que la fuerza de voluntad tiene su asiento en la vitalidad física y en gran medida depende del buen funcionamiento de los riñones y las suprarrenales en el cuerpo. Una nutrición adecuada y constante y estilo de vida apropiado contribuyen a desarrollar la fuerza de voluntad. Desde la practica macrobiótica hemos de trabajar “La energía o transformación agua”.

¿Cuantas veces antes de dormir hiciste una lista de propósitos a cumplir para la mañana siguiente, y al despertar te notabas huérfano de un impulso físico que te empujara a cumplir tu ideal?.

Decía Gustave Le Bon “Las voluntades débiles se traducen en discursos: las fuertes en actos”.

Pero tus sueños y anhelos siguen ahí, la fuerza para materializarlos depende en gran medida de la vitalidad física, de que la semilla fecunde y en su gestación dé a luz tu sueño. En este proceso, los riñones son responsables de la respuesta física materializadora, de la misma forma en la que son artífices de la buena sexualidad, de la fecundación y reproducción. Por analogía, la misma fuerza que impulsa a la creación de un nuevo ser, que propone y fertiliza, se articula y se pone en acción para que la fuerza de voluntad te acompañe y le des vida a tus creaciones.

Existen algunos aspectos y alimentos que deterioran la fuerza de voluntad incluso en algunos casos llevan a anularla y convertirte en un idealista con una profunda frustración por que todos tus castillos se edifican en el aire. Por esto es recomendado evitarlos, por que curiosamente, lo que anula nuestra voluntad nos hace depender de ello, como las sustancias adictivas o las parejas o relaciones tóxicas, que por nuestra falta de centro y determinación, nos llevan a nutrirnos de lo que nos destruye.

“Cuando nuestras raíces no son profundas, cuando nuestra voluntad no es férrea, perdemos el centro y confundimos nuestra prioridad con la prioridad de otros, un recorrido sin rumbo claro y sin centro, puede terminar en un lugar no deseado, o llevarnos al lugar de quien tenía raíces profundas y nos arrastró en su prioridad”.

EVITA:

1-El consumo de azúcar simple en todas sus formas, anula la voluntad y deteriora la fuerza primigenia del riñón. Lo que los textos de la milenaria “medicina china clásica” llamaron el “jin” o ki vital, la esencia de la vida, el legado ancestral de reservas naturales para consumir a lo largo de la vida.

2-La sal especialmente la sal de mala calidad, sal refinada o sal muy dura (gris), es destacable que la sal es imprescindible para el buen funcionamiento de los riñones y prácticamente todos los procesos metabólicos y plasmáticos del organismo, el consumo de sal debe ser inteligente, moderado, acertado y preciso. El umbral es muy fino, “ni mucho que dañe ni muy poco que debilite”. La comida no debe sabernos salada, la sal debe ser cocinada, hemos de evitar añadirla en crudo.

3- El exceso de líquido. Tomar líquidos en abundancia, incluso si es agua, termina por debilitar las funciones renales, las funciones reproductoras, y en general el organismo. Se pierde la vitalidad, y recuerda, con la pérdida de la vitalidad se anula la voluntad.

4- Comer en exceso. En el mundo occidental, rara vez se tiene la sensación de hambre real, comemos mecánicamente, y se tiene la tendencia a rellenar los vacíos emocionales con la comida.

5- Exceso de proteína, incluso si es un exceso de proteína vegetal.

6- El frío, especialmente frío con viento. Pero en general el frío en la zona de riñones. Antiguamente cuando llegaba la época de frío las personas concretamente los agricultores se cubrían la zona de riñones con una faja, pues eran conscientes que cuando esta zona se enfriaba la vitalidad bajaba.

7- Todos los estimulantes, drogas recreativas y medicamentos en general. El consumo habitual de café termina por erosionar el tono natural, los excitantes o estimulantes, hacen eso, estimulan una producción de falsa vitalidad que no es otra cosa que una hipoteca hecha a los riñones en concreto a las supra renales, con su consecuente disminución de la reserva de energía de mañana. Hay una gran diferencia con estimular y tonificar.

8- Los alimentos fríos, congelados, o que tengan la cualidad energética de enfriar. Tomates, pimientos, berenjenas, patatas y espinacas, estas últimas además por contener una cantidad importante de oxalatos de calcio contribuyen a la creación de piedras en los riñones.

9- Los alimentos tropicales, comidos fuera de su contexto, es decir alimentos tropicales consumidos en zonas de 4 estaciones, especialmente en otoño e invierno.

10- Los deportes extenuantes pueden terminar por dañar la energía de riñón, y aunque se necesita una buena dosis de fuerza de voluntad para hacer un deporte con asiduidad, podrás ver como el correr por ejemplo sobre pasando tus límites termina por destruir los riñones y hacer flaquear tu determinación.

11- Vibrar continuamente en el enfado, vacía el yin del riñón.

12- La actividad sexual llevada al extremo, consume el ki ancestral y terminan con el yin de riñón.

Para preservar la energía vital o incrementarla si ha decaído existen pautas de nutrición y estilo de vida que nos llevan a disfrutar de su plenitud, y desde ese lugar físico, desde la cuna de la materia empezar a edificar la voluntad. Igual que perdemos la energía vital, también la podemos reconstruir con practicas inteligentes y constancia.

“No es la razón, más o menos amueblada, sino la voluntad lo que hace marchar al mundo”, Rafael Barret.

En cuanto al estilo de vida, la recomendación siempre es mantener el calor en el cuerpo.

  • — No dejar a la intemperie la zona de riñones especialmente en la época fría. Colocar una faja o camiseta interior que los proteja.
  • — Hacer ejercicio aeróbico, o actividad física que implique algo de desafío, por que los desafíos nos enfrentan al miedo y nos hacen ganar confianza.
  • — Tumbarse boca arriba con las piernas verticales, empezar por un minuto y continuar progresivamente cada día hasta conseguir 7 minutos, mantenerse en la postura sin ceder al temblor inicial de las piernas, este es un ejercicio prodigioso para fortalecer la voluntad y determinarse.
  • — Diseñar un plan factible de trabajo, empezar por pocas metas fáciles y asegurarse de cumplirlas.

Dentro de la nutrición macrobiótica, existen algunos alimentos que refuerzan la energía de riñón y en general de la transformación agua, que abarca, órganos sexuales, aparato reproductor, suprarrenales, huesos, cabello, dientes, vejiga, oídos, médula ósea.

Incluye en tu vida:

  • — Trigo sarraceno, es un seudocereal que tiene un bajo contenido en potasio, originario de las estepas rusas, que imprime calor y vitalidad al cuerpo. Es muy útil cuando la energía sexual es baja.
  • — Las verduras de raíz, como las zanahorias, bardana, kuzu, bien cocidas. Las zanahorias son excelentes para la nutrición de los órganos y funciones de la transformación agua.
  • — Todas las legumbres arriñonadas que por analogía nutren los riñones. Los azukis son el máximo exponente de las legumbres para riñón. Los estofados de invierno con azukis, alga kombu y calabaza, conceden al cuerpo una confianza profunda.
  • — En general todas las algas marinas, fuentes de minerales y sales naturales, al vivir en un medio acuático nos recuerdan a la sopa madre de donde venimos todos, contribuyen además a la buena adaptación, el alga kombu es conocida por sus innumerables virtudes.
  • — La sal marina en pequeñas cantidades, en general el sabor salado de manera comedida, en forma de miso, shoyou, tamari entre otros.
  • — Podríamos destacar las castañas como fruto que nutre las funciones de la transformación agua, la castaña no es fruta, ni legumbre ni fruto seco, pero tiene una combinación de las tres.

En conclusión, aunque la energía vital nos es legada en la herencia, y con esta, viene su secuaz “ La fuerza de voluntad” compañera incorpórea pero determinante para la consecución de los logros y realización en la vida, la podemos destruir por hábitos inadecuados en la nutrición o estilo de vida, ó por el contrario haber nacido con un legado muy pobre y gracias a los buenos hábitos de vida, a la sabiduría de cómo cultivar la energía vital, ir incrementando el ki de riñones y hacernos de una vitalidad y voluntad invencible.

“Si algo fuerte y divino hay en el Hombre, es la voluntad”, Jacinto Octavio Picón

Cuando la energía de riñón o transformación agua está plena, se manifiesta en:

  • — Fuerza de voluntad, acción y movimiento
  • — Coraje, capacidad de enfrentar dificultades y peligros
  • — Capacidad de adaptación
  • — Capacidad de compromiso
  • — Sexualidad sana, placentera y divertida
  • — Creatividad
  • — Capacidad de relajarse totalmente
  • — Sueño profundo y reparador
  • — Fertilidad en el plano físico y metafísico

En los riñones se preserva la esencia de la vida humana, son la fuente de la resistencia y los padres de nuestra fuerza sexual y de los instintos reproductores, quizás el motor que nos impulsa a emprender, avanzar, desafiar, curiosear y aventurarnos a vivir en plenitud. Donde se aloja la respuesta más profunda de nuestra existencia. La fuerza de voluntad es como el sinónimo de la fuerza de vivir.

Recetas para fortalecer y cuidar los riñones

Sopa de legumbres y raíces.
Croquetas de trigo sarraceno con Nattomiso.
Mouse de castañas y ciruelas pasas.

SOPA DE LEGUMBRES

Ingredientes:

1 cucharada de bardana seca dejada a remojo
1 zanahoria cortada en cerillas
1 cebolla pequeña
un puñado de lenteja beluga
un puñado de azukis dejados a remojo
1 trozo pequeño de col repollo
1 cucharada de copos de trigo sarraceno
1 trozo de alga kombu de 3 cm. remojada
un chorrito de aceite
sal marina
perejil

Elaboración:
Desechar el agua del remojo de la bardana.
Cortar la cebolla en cubos pequeños.
Cortar la col en tiras finas.
Calentar el aceite en una olla mediana.
Rehogar la cebolla, la bardana, la zanahoria, la col y el alga.
Añadir agua suficiente para hacer una sopa.
Cuando el agua hierve, agregar los azukis y las lentejas.
Hacer una ebullición larga hasta que los azukis ablanden y la sopa tenga una consistencia espesa.
Agregar la sal y cocinar 5 minutos más.
Servir con perejil.

ROQUETAS DE TRIGO SARRACENO

Ingredientes:
1 vaso de trigo sarraceno cocido

un manojo de berros
1 zanahoria rallada
1 ajo tierno cortado finamente
sal
aceite para freír

Elaboración:
Mezclar todos los ingredientes en un recipiente hondo.
Con las manos húmedas tornear las croquetas.
Freír en aceite o marcar en la plancha.
Colocar sobre cada croqueta una punta del condimento natto.

 

MOUSSE DE CASTAÑAS Y CIRUELAS PASAS

Ingredientes:
1 vaso de castañas pilongas dejadas a remojo

1 vaso de ciruelas pasas dejadas a remojo
2 cucharadas de melaza de arroz
una astilla de canela
la piel de una naranja

Elaboración:
Cocer las castañas con la astilla de canela y la piel de la naranja durante 20 minutos.
Colar y reservar el líquido de la cocción.
Eliminar la astilla de canela y la piel de naranja, triturar con la melaza de arroz hasta conseguir una consistencia suave, si hiciera falta añadir parte del liquido de la cocción.
Colocar en vasitos de cristal.
Triturar las ciruelas pasas hasta hacer puré, colocarlo por arriba de la mouse de castañas.

 

Tags: , , , ,

Show Comments (0)

This is a unique website which will require a more modern browser to work! Please upgrade today!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR