7 condiciones para tener buena salud

test salud

Según George Oshawa (Yukikasu Sakurazawa, nacido el 18 de octubre de 1893), gran divulgador y conocido como el padre de la macrobiótica moderna, existen 7 condiciones para tener buena salud.

En realidad, para hacer una valoración de nuestro estado de salud, no deberíamos remitirnos exclusivamente a los resultados de una analítica, que desde luego están reflejando una parte de nuestra condición biológica, pero este estado es parcial. Si finalmente consensuamos que la salud no es la ausencia de la enfermedad, y que esta definición se queda pobre, entonces entendemos que la salud es la capacidad de adaptarnos a los cambios con el mínimo de tensión y con la mayor integridad posible, entonces, podríamos valorar las 7 condiciones de la salud como un reflejo holístico de la condición en cada momento, y utilizarlas como test eficaz.

7 condiciones para tener buena salud

“La salud no es un estado de la materia, sino de la mente” (Mary Baker Eddy)

1. No tener fatiga o cansancio

Quizá la queja más generalizada hoy en día es “el cansancio”. Y una de las razones principales de este cansancio es la cantidad de comida basura o comida desvitalizada que se come, que a la vez es un reflejo de la desconexión de la vida. Si las personas cultivaran hábitos de vida saludables no elegirían comida basura. Pues los hábitos crean el apetito.

Muchas personas hoy en día tienen una relativa energía, energía muy rápida, como la que suministra quemar papel, fuego rápido, convertido inmediatamente en humo porque ni siquiera deja cenizas. Pero esta energía viene de la ingesta de café, azúcar y otros estimulantes. En realidad es una energía efímera, que nos convierte en dependientes de sustancias excitantes y estimulantes. No la podríamos llamar energía vital.

La razón principal del cansancio y la fatiga es la acidez orgánica. Cuando el organismo entra en un estado de acidez, puede tener 7 consecuencias negativas en el cuerpo y se pueden clasificar así:

  1. Pérdida de energía
  2. Sensibilidad e irritación
  3. Mocos y congestión
  4. Inflamación
  5. Endurecimiento de tejidos blandos (Induración, incluyendo lupus, Lyme, fibromialgia, endurecimiento de las arterias, placa)
  6. Ulceración
  7. Degeneración (cáncer, enfermedades coronarias, infarto, sida, esclerosis múltiple, diabetes), para llegar finalmente a la muerte

No sólo George Oshawa describió la acidez como el principio de la enfermedad y la fatiga crónica, otros médicos y profesionales de la salud contemporáneos lo ratifican, por ejemplo:

El Dr. Theodore A. Baroody escribió en su libro “Alcaline or die” (“Alcalino o morir”):
“En realidad, no importa los nombres de muchas enfermedades, lo que importa es que todos ellos provienen de la misma raíz causada por muchos residuos ácidos en el cuerpo”. 

Por otra parte dijo el Dr. Robert O. Young:
“El exceso de acidificación del cuerpo es la causa de todas las enfermedades degenerativas. Si ocurre una perturbación del equilibrio y un cuerpo comienza a producir y almacenar más acidez y residuos tóxicos de los que es capaz de eliminar, a continuación, las enfermedades se manifiestan”.

El Dr. George W. Crile, de Cleveland, uno de los cirujanos más conocidos y respetados del mundo, declara abiertamente:
“Todas las llamadas muertes naturales no son más que el punto final de un proceso de saturación debido a la acidez en el cuerpo”.

Para salir de esta fatiga crónica es necesario alcalinizarse a través de una nutrición inteligente, y un estilo de vida respetuoso con el medio ambiente. Cuando una persona dice: “esto me parece muy difícil”, es una señal de que su sangre está muy ácida.

2. Tener un sueño profundo y reparador

El insomnio y el sueño ligero e interrumpido está conectado con la dieta y los excesos. Cenar una gran cantidad de comida, cenar tarde, beber agua en grandes cantidades, son factores que intervienen en el descanso nocturno.

Un gran número de personas dependen de una pastilla para dormir con su consecutivo café para empezar el día. La forma en la que nos levantamos por la mañana nos indica con claridad cómo está nuestra salud. Si en la mañana tenemos problemas para levantarnos especialmente en primavera, nos está indicando que hay un bloqueo en el hígado. La falta de sueño, en sí misma, es una posible causa de susceptibilidad a los resfriados, obesidad, pérdida de memoria, enfermedades cardiovasculares y accidentes cerebrales.

3. Tener buen apetito

Tener apetito y satisfacernos con comida sencilla y equilibrada. Actualmente en los países occidentales, el estómago no descansa, no se hacen comidas completas pero todo el día se está picando. No se llega a sentir hambre real para disfrutar de un apetito verdadero. Este apetito se traduce en apetito por la vida. Para crear salud es bueno dejar un pequeño espacio vacío en el estómago y así diferenciar apetito de vicio, gozamos de más vitalidad cuando la cantidad de comida es moderada.

4. Tener buena memoria

La memoria más importante, es la que nos recuerda por qué estamos aquí. Y luego está la memoria relativa que puede ser destruida por comer en exceso, por comer azúcar, por ingerir sustancias tóxicas y adictivas, por falta de entrenar y desarrollar nuestra habilidades cognitivas.

5. No enfadarse con nadie, tener buen sentido del humor

No significa no tener emoción de enfado, significa que no mantengamos el enfado. Comer de forma extrema especialmente alimentos yang (carnes, huevos, sal), provoca un estancamiento del KI en el hígado y por tanto surge la rabia. Cuando desarrollamos una mayor comprensión sobre nosotros/as mismos, descubrimos que estamos llenos de luces y de sombras, que no podemos pedir la perfección que no poseemos, entonces el enfado se transforma en compasión, es decir no juzgamos. Cuando mantenemos un enfado, el enfado se enquista en nuestro interior dando como resultado el rencor, la amargura que nos afecta e infecta creando enfermedad.

6. Capacidad de discernimiento

Estar alerta e intuitivo. Hemos de tener la intuición clara, la conexión con la vida certera, vivir la tierra orgánicamente, para que los conceptos no nos vayan a obnubilar los sentidos, especialmente el sentido común.

La buena salud y el buen juicio son dos de las mayores bendiciones de la vida” (Publilio Siro)

Y es raro encontrar buena salud en personas con poco juicio.

7. Gratitud y apreciación infinita por la vida

Gratitud a la naturaleza, la comida, los padres, los profesores, a los desafíos, a los problemas.

Si no gozamos de una buena salud, desde la macrobiótica se propone un cambio en la alimentación y estilo de vida, que va desde una dieta terapéutica y sencilla, “dieta estándar” acompañada de remedios caseros que sirven como catalizadores para activar en el organismo la capacidad de desintoxicar, depurar y alcalinizar, a una dieta inteligente que considera todos los aspectos de nuestra vida para ayudarnos en el propósito de realizar nuestro sueño o propósito de vida.

La sanación: equilibrio y respeto para tener buena salud

En realidad es muy fácil y rápido encontrar la salud y el equilibrio cuando respetamos las leyes de la naturaleza, pero muchas veces “la sanación resulta poco atractiva” y en el fondo muchas personas no quieren sanarse, porque no quieren renunciar a vivir en el pasado, no quieren dejar de ser víctimas, tienen miedo al cambio. Y dirigir el pensamiento y la energía hacia el pasado desvía la fuerza vital de las células y los órganos que necesitan esa energía para funcionar y sanar.

La sanación requiere vivir en el presente, recuperando la energía de los traumas y heridas del pasado. Negarse a perdonar un evento o a una persona del pasado produce fugas energéticas del cuerpo, el perdón o mejor la comprensión de lo sucedido sana estas filtraciones. Este perdón o comprensión no tiene nada que ver con no responsabilizar a otros por las heridas que causaron, tiene que ver más con “liberarnos de la percepción de víctima”. 

Cuando podemos ver un acto doloroso como parte del proceso de la vida como un mensaje o desafío y no como una traición personal, la energía fluye de vuelta a los circuitos de energía del cuerpo físico. Las personas no se curan porque no se han liberado de la ilusión de ser víctimas.

Con demasiada frecuencia las personas obtienen poder con sus heridas porque han descubierto que suscita el apoyo de otros, así las heridas se convierten en un medio de manipular y controlar a los demás.

La sanación requiere hacer cambios en el estilo de vida, medio ambiente  y relaciones. El cambio puede ser aterrador. Es fácil mantenerse en un compás de espera, alegando que uno no sabe qué hacer, pero rara vez es cierto. Cuando estamos en un compás de espera es porque sabemos lo que tenemos que hacer, pero estamos aterrorizados para actuar en consecuencia.

El cambio es alarmante y la espera da la sensación de seguridad, cuando la única manera de experimentar la verdadera seguridad es entrar en el torbellino de los cambios y salir por otro lado para sentirnos vivos otra vez.

La sanación requiere acción, responsabilizarnos que no es lo mismo que responsabilizar a otro o culparte o culpar. Comprender que va más allá del perdón.

Comer una dieta inteligente, hacer ejercicio consciente, meditar, reflexionar, crecer en la alegría.

Existen tres formas de medicina para sanarnos:

  1. La de los síntomas, es decir, la destrucción de los síntomas por medio de paliativos físicos y siempre más o menos violentos. Es la medicina sintomática, animal o mecánica.
  2. La de la educación, consiste en el desarrollo del discernimiento, que permite al hombre dominar su salud. Es la medicina humana.
  3. La creativa o espiritual, que consiste en vivir sin miedo ni ansiedad, en libertad y justicia. 

En la transición a la medicina espiritual pasamos por el desarrollo de la conciencia, del entendimiento físico, mental y emocional y en este proceso algunas prácticas de remedios caseros, alopáticos, homeopáticos y todo tipo de medicina integrativa pueden ser de gran ayuda.

¿Aplicas algunas de estas condiciones? ¿Necesitas aplicarlas para tener buena salud? Si necesitas ayuda, contáctanos.

 

2 comentarios de “7 condiciones para tener buena salud

  1. blank
    celia ramos cordero dice:

    me estoy iniciando en el estilo de vida y de alimentación macrobiótico, y desearía evaluar mi estado de salud. tengo 61 años, y hasta ahora he hecho una dieta muy mala.

    • blank
      Patricia Restrepo dice:

      Hola Celia, siempre se está a tiempo de empezar. además de seguir las indicaciones del test, que siempre será un aspecto orientativo, si quieres realizar un cambio profundo te puedo orientar a través de la consulta, donde abordaremos tu situación personal en cuanto a condición y constitución propia. De esta manera se puede perfilar en detalle un cambio alimentario totalmente particularizado. Puedes encontrar los detalles de la consulta de orientación macrobiótica en esta web.
      Gracias, un abrazo¡¡

Los comentarios están cerrados.