Blog

El equilibrio en la vida a través de los 5 sabores

  • Patricia Restrepo
  • Standard
  • 0

5sabores1

Según la teoría de las cinco transformaciones, una comida estará equilibrada energéticamente, si además, están presentes en cada comida los 5 sabores y diferentes texturas. De esta manera, al terminar de comer, nos gratificaremos y la sensación de “me comería algo y no se qué es” desaparecerá.

Muchas veces terminamos comiendo un exceso de alimentos de forma visceral y extrema, porque no hemos equilibrado la comida, y por ejemplo, si todo lo que hemos comido en una comida ha sido blando, nos sentiremos atraídos por patatas fritas o alimentos tostados y secos, terminando con un paquete entero en un minuto. En realidad lo que el organismo nos está pidiendo, y su mensaje es, quiero una textura crujiente junto con el resto de ingredientes del plato de comida. Si comes verdura ligeramente cocida, al dente ¡problema resuelto!.

Así mismo, cuando se abusa de un sabor, el cuerpo pide el sabor opuesto para compensar, o pide la sustancia opuesta, patatas y aceitunas con cerveza, por ejemplo. Si se toma comida muy salada y seca, el mensaje inmediato es un helado o un postre cremoso y muy dulce, así parece que pizza y helado fueran de la mano, pero estas compensaciones con alimentos extremos sólo crean eso, bipolaridad orgánica.

En la teoría dinámica de las 5 transformaciones podemos diferenciar claramente los 5 sabores: dulce, ácido, salado, amargo y picante.

Cuando lactamos, el sabor dulce de la leche materna va a marcar la ruta que deberá seguir el paladar, el sabor predominante para el resto de la vida, el sabor dulce, y no me refiero al sabor azucarado de los edulcorantes, me refiero al sabor dulce de los cereales integrales, de las verduras especialmente las verduras redondas, como calabazas, cebollas cocidas, coles y zanahoria.

El sabor dulce tonifica especialmente las funciones digestivas y de absorción, a nivel emocional crea compasión y empatía, nutre el bazo, estomago y páncreas, aunque también es cierto que el sabor dulce es especialmente un sabor que relaja y suaviza los procesos orgánicos, además alivia el estrés emocional y distiende a las personas tensas. Los niños que están en fase de crecimiento (yang) adoran los dulces, porque los equilibra (yin).

Lo importante es aprender a diferenciar el dulce de lo azucarado, y conseguir gratificarnos con el sabor dulce natural. Cuando masticamos muchas veces un bocado de comida, justamente cereales completos en grano, el sabor dulce surge como el “amritar” que mencionan los textos sagrados.

Aunque el sabor dulce es esencial en nuestra vida, debemos tener en cuenta que para un rendimiento integral y óptimo, adecuada metabolización y total tonificación orgánica, es indispensable tomar y crear gratificación con todos los sabores.

Es verdad que según nuestra constitución y nuestra condición, nos interesan más unos sabores que otros. Saber las características energéticas de los diferentes sabores nos puede ayudar a diseñar un pantone donde elegir según nuestras necesidades en cada momento.

El sabor amargo, es ligeramente laxante, enfría, y contribuye a una ligera perdida de peso; el sabor picante dinamiza, es movilizador de residuos metabólicos, también contribuye a la perdida de peso, es expectorante y saca el calor del cuerpo, en cuanto que el sabor salado genera vitalidad, y calor, tonifica las funciones del aparato renal.

El sabor ácido es hepatoprotector, ayuda a metabolizar las grasas, es un generador de bilis, baja la temperatura del hígado, mejora las funciones digestivas.

Cualquiera de estos 5 sabores en pequeñas cantidades son tónicos pero si excedemos las cantidades se convierten en desequilibrantes. Si una persona delgada se excede con el amargo que en verano ayuda a paliar el calor, pasará al extremo de tener los pies y las manos frías, heces líquidas y poco fuego digestivo, seca la sangre.

En cuanto que los efectos del amargo en una persona obesa, calurosa y con tendencia al estreñimiento, pueden ser muy positivos tomado con moderación.

El sabor picante, es el aliado de las dietas weigth loss, activa el fuego digestivo, mejora el funcionamiento de los intestinos, moviliza, ayuda al cuerpo a deshacerse de flemas y mucosidades y al igual que el sabor amargo, en personas delgadas ha de tomarse con mucha moderación y en cantidades homeopáticas. Su consumo continuado y en dosis altas genera desequilibrios intestinales, hemorroides, úlceras en los labios, fistulas anales.

— El dulce natural tonifica el estómago, bazo y páncreas, el sabor azucarado debilita estos órganos, lleva al organismo a un punto crítico, desmineralizándolo, sumiéndolo en el olvido de el mismo, dejando la puerta abierta y libre para que bacterias y virus hagan del cuerpo su hogar.

— En pequeñas dosis, el sabor ácido ayuda a la digestión, pues estimula la secreción de bilis y jugos estomacales, relaja en los días premenstruales y calma la histeria. Enfría el hígado, sin embargo, cuando nos excedemos puede causar úlceras en la boca y en el estómago, y un carácter acido, enfría el cuerpo.

— El sabor salado tomado con moderación es un excelente tónico de las funciones renales. Tiene poder alcalinizante, genera vitalidad y resistencia física, un exceso de sabor salado nos hacemos propensos a la hipertensión, estrés y disfunciones cardiovasculares, tensión muscular, rigidez de carácter y rigidez física.

El sabor dulce natural lo encontramos en las verduras cocidas, en los cereales integrales y en frutas secas, cocidas y frescas. Evita el sabor de los azúcares simples.

El sabor amargo, está presente en las lechugas, achicoria, escarola, algunas algas, semillas tostadas, cereales tostados. Evita el amargo del café y todo lo que contenga cafeína.

El sabor picante, en los rábanos, cebollas, ajos, nabos daikon, jengibre, hojas de mostaza, en dosis muy moderadas y eventualmente con propósitos determinados, cúrcuma, pimienta, wasabi o mostaza japonesa. Evita los picantes de cayena, guindilla, ají, curry.

El sabor salado, se encuentra en la sal marina no refinada, miso, shoyou, tamari.

Evita la sal común refinada, las sales grises, y todos los salazones preparados a base de sal refinada. Los condimentos con glutamato monosódico, el shoyou o salsa de soja y miso industrial.

El sabor ácido, en los limones, vinagres naturales, chucrut, prensados cortos, pickles caseros, fermentos naturales, cítricos en general. Evita los vinagres a base de químicos, en cuyos ingredientes contengan azúcar, las conservas avinagradas de origen industrial.

Para integrar los 5 sabores en un menú diario, podríamos empezar con un pequeño cuenco de sopa de miso (sabor salado), cereal integral (sabor dulce), alga nory (sabor amargo), chucrut (sabor ácido), ensalada de rábanos y hojas de mostaza (sabor picante).

RECETAS

Ensalada de verduras dulces
Efecto relajante

INGREDIENTES
100 gramos de calabaza
100 gramos de zanahoria
100 gramos de remolacha
100 gramos de manzana
concentrado de manzana
una pizca de sal
1 yogurt de soja natural

ELABORACION
Cortar en cubos de 2 centímetros todas las verduras
Cocer al vapor
Mezclar en un bol todas las verduras
Añadir el concentrado de manzana y una pizca de sal.
Envolver con el yogurt de soja

Ensalada ácida de manzana
Efecto calmante y detox

INGREDIENTES
4 manzanas ácidas granny smith
un manojo de rábanos
2 cucharadas de quínoa cocida
eneldo
yogurt de soja natural
pizca de sal
zumo de limón
1 cucharada de melaza de cebada
una cucharilla de wasabi

ELABORACION
Pelar y cortar en tiras muy finitas la manzana, reservar con unas gotas de zumo de limón.
Cortar en tiras finas los rábanos
Mezclar el wasabi, con el yogurt de soja, la melaza de cebada y la sal
Emulsionar la salsa
Colocar tipo timbal: la manzana junto con la quínoa y los rabanitos.
Bañar con la salsa, servir con eneldo fresco

Ensalada picante de zanahoria al jengibre
Efecto activador y movilizante

INGREDIENTES
1 Zanahoria cortada en cuadritos muy pequeños brunoise
Zumo de jengibre recién exprimido
zumo de limón
shoyou
Elaboración
Mezclar el zumo de jengibre, el zumo de limón y el shoyou, macerar las zanahorias media hora en esta salsa.

Endivias a la plancha
Sabor amargo, efecto enfriante

INGREDIENTES
4 Endivias completas
aceite de sésamo
sal marina sin refinar

ELABORACION
Calentar una plancha de hierro fundido
Pincelar de aceite
Espolvorear sal en la plancha
Cortar las endivias al medio
Colocar bocabajo en la plancha durante 5 minutos
Servir con queso vegano de untar.

CREMA SALADA DE NUECES
Efecto tonificante

INGREDIENTES
100 gramos de nueces
2 cucharadas de mugui miso
aceite de oliva al gusto

ELABORACION
Tostar las nueces en una sartén de fondo grueso durante unos minutos
Mezclar con el miso y el aceite de oliva
Triturar con la batidora

Sushis de trigo sarraceno con Nattomiso
Mezcla de amargo, y salado, efecto revitalizador

INGREDIENTES
1 vaso de trigo sarraceno cocido
algas nory tostadas
1 cucharada de nattomiso
rúcula fresca

ELABORACION
Extender el trigo Sarraceno sobre la hoja de nory
Dejando un margen de 2 centímetros por arriba y 4 centímetros por abajo del alga
Distribuir al medio del trigo una cucharada de nattomiso
Colocar una hilera de rúcula al lado del nattomiso
Arrollar hasta formar el rollo.

Tempeh agridulce
Efecto relajante, especialmente del hígado y corazón, mezcla de salado, dulce y ácido.

INGREDIENTES
1 barra de tempeh cortada en lonchas
concentrado de manzana
shoyou
vinagre de arroz
aceite de sésamo
un poco de agua

ELABORACION
Mezclar a partes iguales en el agua; shoyou, concentrado de manzana y vinagre de arroz
Macerar el tempeh en la mezcla durante 1 hora, girándolo por lado y lado
Pincelar de aceite una sartén
Dorar el tempeh por los dos lados
Incorporar el líquido de la maceración
Dejar reducir durante unos minutos

Crema picante de brócoli
Efecto movilizador, tonificante de las vías respiratorias.

INGREDIENTES
100 gramos de brócoli
1 cebolla mediana
1 trozo pequeño de jengibre
germinados de rábanos
unas gotas de aceite de oliva
pizca de sal

ELABORACION
Cortar las cebollas a medias lunas
Cortar el brócoli en flores grandes
Filetear el jengibre
Saltear las cebollas en aceite caliente junto con el brócoli y el jengibre
Dejar reduciendo 10 minutos
Triturar
Rectificar de agua según textura deseada
Añadir la sal
Cocer 5 minutos más, sin que el verde intenso se pierda
Servir con germinados de rábanos.

Ensalada de fideos de soba al wasabi
Efecto, picante, tonifica suavemente

INGREDIENTES
Espaguettis de soba cocidos
Tofunesa
Wasabi en polvo
Un manojo de cebollinos
Shoyou

ELABORACION
Mezclar la tofunesa con el wasabi
Cortar los cebollinos
Aderezar la pasta con la tofunesa
Servir con los cebollinos.

Tags: , , , , ,

Show Comments (0)

This is a unique website which will require a more modern browser to work! Please upgrade today!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR