En primavera depurar sin devastar

primavera

Por Patricia Restrepo

Cuentan los escritos de antiguas tradiciones, que en el equinoccio de primavera, siempre hubo festejos venerando a la tierra por sus bondades en este periodo.

Después del letargo del invierno, en primavera hay un reverdecer. El advenimiento de la vida generando la vida, donde todo eclosiona. Se transforma el invierno en primavera de camino al verano; plantas, animales y por supuesto nuestros cuerpos experimentan cambios a todos los niveles, energéticos ,emocional, mental, glandular y fisiológicos.

La fuerza de la naturaleza en primavera es ascendente, nos impulsa, nos hace creativos y sensuales. Pero para poder experimentar este flujo energético, nuestro organismo deberá deshacerse del exceso que se acumuló en el invierno, especialmente de grasas, harinas, proteina pesada, ahumados, salados, horneados, y los alimentos que estaban cumpliendo con la función de generar calor.

Nuestros antepasados más conectados a la tierra, desde la intuición y el sentido común practicaban diferentes técnicas para depurar. La  primavera se asocia a depuración y limpieza orgánica, se apela al ayuno, dieta, monodietas, purgas, vigilia, continencia, abstinencia buscando el DETOX.

En realidad se trata principalmente de descongestionar las funciones hepáticas (hígado, vesícula biliar y tendones, órganos relacionados), de ahí la importancia no sólo de desintoxicar sino de estirar el cuerpo .

Los  ayunos prolongados y las dietas extremas o dietas milagro, no son la forma más equilibrada de depurar de forma segura, con estas practicas se corre el peligro del efecto  YO-YO  y el cuerpo en poco tiempo vuelve al antiguo cuadro extenuado, con el gravamen de la huella que dejan estas practicas agresivas.

El cuerpo almacena carbohidratos en forma de glucógeno en los músculos y el hígado, el glucógeno lo usa el organismo para fabricar glucosa.  El almacén de glucógeno en el cuerpo es muy pequeño, de manera que la tendencia a hacer dietas sin hidratos de carbono llevan al cuerpo a un estado de shok con serias deficiencias en todos los sistemas psicofísicos. Estoy de acuerdo que las dietas basadas en carbohidratos simples contribuyen en gran medida a: obesidad, desequilibrios del azúcar en sangre, cúmulos morbosos susceptibles de convertirse en material orgánico en enfermedades degenerativas, acidez en la sangre, problemas neuronales, desconcentración, perdida de memoria, descalcificación y un largo etc.

Pero los carbohidratos complejos, a diferencia de los simples o refinados, tienen efectos beneficiosos en el organismo, edificadores de salud y belleza, conexión y sabiduría, energía y eficacia.

De manera que con el afán del DETOX, entre ayunos y monodietas podemos atentar contra el equilibrio interno y exponernos a altibajos emocionales e inmunológicos que no conducen a la plenitud buscada.

Siempre el camino del medio fue el mas certero y seguro. Existe una forma más inteligente de depurar sin devastar, segura y duradera, que además nos lleva a un estilo de vida sostenible, donde con pequeños ajustes  nos adaptamos a los cambios climáticos y a los siempre cambiantes aspectos de nuestra vida.

Te invito a hacer un cambio permanente y dinámico, donde el cuerpo no retiene material innecesario, es decir que un cuerpo no está más sano porque se le someta a más  ayunos sino porque no los necesite y no acumule residuos tóxicos.

Recuerda la salud  tiene que ver con la capacidad que tenemos para eliminar más que con lo que comemos.

Alimentos y practicas  que el cuerpo utiliza casi en su totalidad sin dejar residuos (adaptado a la primavera):

• Incorpora por lo menos en dos comidas diarias cereales integrales en grano (cebada, arroz largo, avena, quinoa).
• Diseña el resto de tu plato de comida entorno al cereal.
• Complementa tu plato de comida con una buena cantidad de verduras, en primavera hay una plétora de brotes y hojas verdes (apio, nabos, daikon, setas shitake, rábanos, cebolletas, espárragos, judias verdes, guisantes, alcachofas, ajos tiernos).
• Prepara aliños con un ligero sabor ácido, el sabor ácido ayuda al hígado a depurarse (vinagretas con zumo de limón, mandarina, vinagres naturales sin azúcar).
• En el mismo plato, añade una pequeña ración de proteína, esta puede variar según la edad, trabajo, estado de salud. Para niños, mujeres embarazadas, lactando, deberá ser un poco mayor. Elige proteína que no se pudra en el aparato digestivo, que no deje residuos en los intestinos, como (legumbres, derivados de las legumbres, seitan y pescado que tiene más fibra que la carne).
• En el mismo plato una cuchara pequeña de chucrut o pickles. El chucrut se puede comprar en tiendas naturales, ayuda a la segregación de la bilis es decir contribuye a una buena metabolización de las grasas.

• Intenta que 3 o más veces a la semana en tu plato de comida haya un poco de algas bien cocinadas.
• Elige condimentar tus cereales con semillas, por ejemplo con gomasio.
• Cuando empezamos a comer, el estómago está muy cerrado  y agradece que empecemos las comidas con un pequeño cuenco de caldo o sopa caliente. Esta practica relaja muy profundamente. En primavera las menestras son análogas y generan satisfacción emocional.

• Utiliza sal marina blanca no refinada, una pizca de sal genera salud, la sal marina refinada es alta en sodio da lugar a posibles enfermedades.
• Añade a tus caldos o sopas un poco de miso de cebada, el miso es una fuente de microorganismos  (probióticos de origen vegetal, que repoblan la flora intestinal, ayudan a descargar radiación del cuerpo, a eliminar metales pesados, a embellecer el cutis y el cabello, a tener una mente clara y lucida).
• Come  fruta de la estación, preferiblemente en la mañana entre el desayuno y la comida. Utiliza la fruta también para elaborar postres .

• Elabora tus postres con melazas de cereales, experimenta con la melaza de quinoa o la de cebada. Son dulces naturales no azucarados.
• Bebe cantidades moderadas de agua, en pequeños sorbos ensalivando bien. El mito de 2 litros de agua, es eso, un mito o una mala interpretación. Necesitamos 2 litros de líquido al día, que incluye la sopa, tés, frutas, verduras y el agua de la cocción de las comidas.
• Prefiere bebidas alcalinizantes como el té kukicha que no tiene teína, prepara té de cebada equilibrante en primavera. El extracto de zanahoria, apio, manzana verde ácida y un poco de limón es una excelente idea para ayudara depurar .

• Utiliza aceite con moderación, aceite de buena calidad, sésamo u oliva.
• El hígado es la central eléctrica química del cuerpo, entre sus múltiples funciones está la de limpiar la sangre de drogas, medicamentos, hormonas y otras sustancias químicas. Evita los químicos y elige comprar verdura ecológica libre de pesticidas.

• Mastica cada bocado de comida muchas veces, hazlo con gratitud y respeto a la madre tierra.

Recetas

Salteado de tempeh con salsa de setas.
Reconstituye y relaja las funciones hepáticas.

Ingredientes
200 gr de tempeh
2 cebollas
1 diente de ajo
Un manojito de cilantro
Aceite de sésamo
Un puñado de setas shitake
Sal marina
Unas gotas de shoyou

Elaboración:
Dejar a remojo las setas sin sus tallos
Cortar las cebollas en medias lunas
Filetear el ajo
Saltear en una sartén el ajo las cebollas y las setas, dejar rehogar durante 15 minutos
Incorporar el cilantro y el shoyou, añadir medio vaso de agua
Triturar y ajustar la consistencia.
Pintar de aceite una plancha
Marcar el tempeh
Añadir la salsa
Servir caliente con una pizca de pimienta.

Paella de verduras y garbanzos
Plato muy equilibrado,genera confort emocional 

Ingredientes
100 gramos de garbanzos cocidos
250 gramos de arroz integral dejado a remojo la noche anterior
un manojito de ajos tiernos
3 alcachofas
100 gramos de judias verdes
un tomate ( como aun no es la estación ,preferible de conserva del verano pasado)
aceite de oliva
1 litro de caldo( el caldo se puede hacer con restos de verduras)
sal marina
una ramita de romero
1 limón

Elaboración:
Cortar la verdura en trozos homogeneos
Rallar el tomate
Añadir aceite a la paella
Rehogar las verduras con la sal
Incorporar los garbanzos
Agregar el tomate
Agregar el arroz sin su agua de remojo y remover bien
Verter el caldo y proceder como con la paella tradicional
Primero a fuego alto y luego bajar el fuego para que se haga lentamente
Dejar caer una ramita de romero
Servir con rodajas de limon

Menestra de verduras
Relaja la condición,visualmente es como un jardin de primavera, depurativa

Ingredientes
1 tira de apio
1 zanahoria mediana
50 gramos de guisantes frescos
1 nabo
un puñado de habas
1 puerro con su parte verde
5 setas shitake frescas
2 cucharadas de copos de cebada
sal
perejil

Elaboración:
Cortar la verdura en cubos pequeños homogéneos y añadir a una olla mediana, dejar hervir.
Incorporar los copos.
Cocer hasta que la zanhoria y el nabo esten blanditos.
Rectificar de sal.
Servir con perejil.

Verdura al vapor
Depurativa, relajante, ayuda en el proceso de ditox, buen acompañante para el pescado.

Ingredientes:
1 tira de apio
3 esparragos
1 puerro
vinagre de arroz

Elaboración:
Cortar la verdura en trosos grandes
Llevar a una vaporera durante 7 minutos
Comer al dente con unas gotas de vinagre de arroz

Buen provecho!!

 

2 comentarios de “En primavera depurar sin devastar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *